Opiniones del sitio Loventine – Es Una Website Confiable?

Review of: Loventine
Comparaciones de:
Loventine.com

Reviewed by:
Rating:
1
On 30 Marzo 2016
Last modified:30 Marzo 2016

Summary:

Hemos tratado de tener sexo con mujeres en Loventine.com. Por desgracia, no tuvimos éxito en este sitio. Si usted quiere tener sexo en la Web entonces considere revisar nuestros sitios principales recomendados.

Loventine.com, Loventine, sitios como Loventine, testimonios de Loventine, análisis de Loventine

Una página web que se aprovecha de los débiles. Nuestra opinión sobre Loventine no es mala. Es muy mala. No hacen falta ni dos segundos para darse cuenta hacia quién va destinada esta web. Los más jóvenes se sentirán sin duda atraídos por un sitio para buscar amante de estética limpia, cuidada y cercana. Pero no es oro todo lo que reluce. Loventine es una página levantada en mentiras y difamaciones. Y le vemos un futuro muy negro a todo aquel que entre sin ton ni son en una página de este tipo. Poco más que un estercolero inundado por perfiles inmundos. Infectos. Padecen una total falta de honestidad y moral y no tienen impedimentos a la hora de timar a los usuarios más jóvenes. A aquellos que aún son poco más que adolescentes inexpertos. Primerizos en las páginas web de encuentros que no saben que hay páginas buenas y otras que son simple y llanamente sitios fraudulentos. Loventine cae sobre esta última categoría. Desde luego no nos extraña que haya gente que llegue a nuestra página diciendo que conseguir sexo a través de internet es imposible. Nada más lejos de la realidad. De hecho conseguir amante por internet es sencillo si se siguen unas buenas pautas. En cualquier caso ya te adelantamos que ciertamente no es posible conseguir una aventura en Loventine. Nosotros solo hemos tenido una cita y ya verás después cómo nos fue.

Encuentra sitios similares para buscar amantes banner

Loventine no es tan bonita como parece

Los malandrines a cargo de Loventine sin duda han puesto toda la carne en el asador a la hora de engalanar su página para hacerla simular un sitio de confianza. En realidad no lo es. El diseño de la página ha debido de requerir los servicios de un muy buen diseñador web. La tipografía, la paleta de colores, las fotografías de estudio realizadas por un artista consagrado al arte fotográfico y cómo todos elementos se funden mediante una gracia nunca vista en una amalgama bien balanceada que deja impresionados a propios y extraños. Lo que sea por hacer que el recién llegado pique el cebo y decida hacerse con un pase de pago. Lo que viene después es la penuria infinita. La web está dominada por los perfiles falsos. Muchos son fácilmente detectables pero otros pueden engañar a los más expertos. Se nota que el timo ha prosperado en Loventine y que los artistas de tan poco digno arte han proliferado hasta dar lugar a estafadores con un don. A lo largo de cuatro meses solo tuvimos una cita y esta fue muy extraña. Dicha cita partió de una conversación que reproducimos aquí textualmente. Era una mujer preciosa y seductora y tenía a uno de nuestros colegas en el bote:

– Entonces bas a venir y darme lo mio?
– Claro… Te daré lo que me pidas pillina 😉
– Mmmm… Se nota que eres un hombre de negocios
– Dónde hacemos el encuentro?

Una vista previa de Loventine.com

Nuestro rendimiento en Loventine no fueron lo que esperábamos. Entendemos tus necesidades y por eso te sugerimos seguir nuestra tabla de puestos con los mejores sitios para buscar amantes. Visitanos ya y diviertete de verdad!

Nuestro compañero y la dama quedaron en un hotel. Él llegó un poco antes y preparó todo. Cuando la mujer se dignó a aparecer exigió el pago de sus honorarios. Era una prostituta. Evidentemente nuestro amigo se negó y la mujer le sacó el extracto de la conversación que acabamos de reproducir. Demandaba setenta y cinco euros o montaría un pollo en el lugar y haría lo que estuviera en su mano para que su familia, amigos y entorno se enterara de que recurría a meretrices para apaciguar sus ansias sexuales. Nuestro amigo muy hábilmente le dijo que solo le quedaban veintitantos euros después de haber pagado el hotel (cuando en realidad llevaba mucho más) ya que no esperaba gastar mucho más tras la cita. Esta es la única vez en la que hemos sido genuinamente estafados a lo largo del cuatrimestre y nos hemos sentido asqueados. Sabemos que hay muchos otros hombres que no son tan hábiles para minimizar el efecto de estos sucesos. Al fin y al cabo nuestro colega se largó habiendo perdido cincuenta euros que bien podrían haber sido cien. Si quieres conservar tu orgullo y no pasar una tarde arrepentido o dando vueltas al lío en el que te han metido mantente lejos de Loventine. Nos lo agradecerás.